Entrevista realizada por Vis A Vis a nuestro Vicepresidente Sergio Borisonik

17 de Noviembre de 2016

 

El vicepresidente 1º del Movimiento Laborista Argentino (Avodá), Sergio Borisonik, dialogó con LA CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca del comunicado que emitió la entidad una hora antes de la fiesta anual de AMIA contestándole a “Juntos por AMIA”, que en su carta adujo “la falta de predisposición del Avodá”. También se refirió a las irregularidades que planteó el informe del INAES y contestó punto por punto los planteos que realizó el organismo de control después de la veeduría en la AMIA.

– ¿Por qué decidieron emitir el comunicado?

– Consideramos que necesitaba una respuesta a un comunicado que agravia personalmente a la gente de Avodá y a todos los azkanim, en definitiva. Todos los que pasamos por la vida comunitaria con cargos o no en la kehilá creemos, que es el centro de nuestra vida en la Argentina y no podemos sacar los pies del plato. En este caso ir a la Justicia diría que es una afrenta a todos aquellos que dieron la vida trabajando por la comunidad.

– “Juntos por AMIA” dio a conocer el informe que publicó el INAES en el que se detallan algunas irregularidades del padrón electoral, ¿ustedes que opinan sobre eso?

– No es que podamos dar una opinión. Vamos a dar una respuesta jurídica que se está haciendo una presentación en el INAES, si es que ya no se hizo con respecto a eso. Existen errores sustanciales, primero porque algunos son de práctica normal y habitual desde tiempo inmemorial, pero que ya fueron enmendados. No nos olvidemos que ellos hicieron, hace ya varios meses, verificaron y vieron los libros y hoy se ha modificado todo eso a partir de las incorrecciones que pudimos haber encontrado, pero nunca nadie se percató porque no es una identidad con fines de lucro. Lo que sí nos asesoramos es de que haya una auditoría que determine hacía dónde van los fondos.

“Por otro lado, encontraron algunas situaciones que podríamos llamar irregular en forma estatutaria en lo que se refiere a los que son llamados ‘los amigos solidarios’. Esta figura fue creada en la época del atentado con la presidencia de Alberto Crupnicoff y el tesorero que era Luis Grynwald. Se creó la figura del ‘amigo solidario’ para aquellos que querían colaborar con la AMIA en esta situación tan grave y que no necesitaban ser socios que, por otra parte, no cumplían con la condición de ser judío. Entonces, a los fines de darle la posibilidad de que puedan cobrar, ellos querían tener un carácter. Desde el punto de vista estatutario los incorporamos en los padrones, pero como ‘amigos solidarios’, pero lo cierto es que no cumplen con los requisitos. Sus solicitudes no fueron acompañadas con el aval de dos personas, etc. De esos 2.000, hoy deben estar pagando la cuota alrededor de 230, o sea que no es importante”, afirmó Borisonik.

A su vez, agregó: “Otra de las irregularidades que se mencionan, pero que no conocen cómo funciona la institución y que hay que explicar es que los números de asociados no son correlativos. Supongamos que vos presentás la solicitud hoy y yo también, pero resulta que a tu solicitud le faltaba algo y la mía estaba completa. Eso pasa a la comisión de socios y aprueba mi solicitud. Entonces me aprueba con mi número y después aparece el tuyo. No es correlativo porque es en función de cuándo es aprobada la solicitud, esa es la falta de correlatividad, pero no son errores. Yo entiendo que debería enmendarse, no es del todo lógico que esto ocurriera. No hay irregularidades. Además, estos temas son ‘archiconocidos’ por las personas que iniciaron las acciones judiciales, el mismo Pedro Buki (actual presidente del Templo Paso) fue prosecretario de la kehilá en la cadencia de Guillermo Borger (ex presidente de la AMIA) en una dirigencia ortodoxa. Todos ellos saben este tipo de cosas, creo que están utilizando alguna circunstancia para embarrar la cancha o para que la AMIA no pueda llamar a una elección justa porque posiblemente si ellos se presentaran no ganan. Avodá tampoco ganaría solo, pero lo que creemos es que la política nacional (en referencia a Sergio Bergman) no tiene que incorporarse a la política comunitaria, sobre eso vamos a ser garantía.

– ¿Creés que en algún punto los dos grupos van a tener que resignar algo para llegar a una elección justa como planteás?

– No es que lo creo, estoy convencido que aquí tiene que haber un acuerdo. Pero lo que sucede es que si jugamos con amenazas, agresiones, llamadas anónimas, ante esa situación la gente se siente poco proclive a querer sentarse a una mesa a negociar. También depende de cuáles son las concesiones y las peticiones de las partes. Nosotros no tenemos inconveniente en subir la cuota, pero también hay que tener en consideración que la AMIA no es institución que pretende el ingreso de dinero por la cuota. El dinero que ingresa por cuota no llega a ser el 8% del dinero que ingresa a la mutual, no es importante la cuota social, sino que la gente sienta identidad y sea parte de AMIA. No importa cuánto quiera pagar. El estatuto es vetusto, en este sentido, porque para que se ajuste la cuota que fue fijada en $6 pesos moneda nacional tiene que haber el 60% de los asociados que lo apruebe. En aquella época había 1000 asociados, por decirte un número, era fácil con un RAT de 90 personas, y ahora tenemos un padrón de 23.000 socios y es muy difícil. Efectivamente hay que modificar los estatutos, esa es una de las razones por la cuál deberíamos sentarnos conjuntamente y ponernos de acuerdo en un RAT…

– Eso es lo que van a intentar hacer el próximo jueves (17/11)…

– Sí, vamos a intentar hacerlo el jueves, pero también existe la posibilidad de que si el quorum no es completo lo hagamos de otra manera. Es decir, hay formas estatutarias y mutualistas que lo permiten. Por otra parte, está en la dirigencia actual la obligación desde el punto de vista jurídico de llevar adelante la institución. La AMIA tiene que aprobar los dos balances y hace dos años que nos los aprueba. ¿Por culpa de quién? Culpa de estos señores que no se presentan a las Asambleas necesarias. Hablan de la falta de diálogo, pero cuando tienen la posibilidad de hacerlo en las Asambleas no vienen, no dan quorum.

– Ellos aducen que el oficialismo no da quorum…

– No, mentira. Creo que el quorum lo tienen que dar todos. El oficialismo no tiene 46 personas, así como no lo tienen ellos. Acá tiene que haber una acción conjunta donde todos tenemos que saber cuáles son nuestras obligaciones y derechos. Nuestras obligaciones como representantes del RAT, no lo digo por mí que soy miembro de Comisión Directiva, son concurrir a la asambleas que me citan. Si no concurro, a propósito, para no dar quorum para que ni avance la institución, le estoy haciendo un perjuicio a la institución. En definitiva, me estoy haciendo un perjuicio contra mí mismo. Es muy ridículo lo que refieren porque son ellos mismos los que tendrían que venir a dar quorum y debatir, que es lo que realmente pretendemos. Los puntos que estamos estableciendo para el próximo RAT, exprofesamente, se han incluido todos y cada uno de los puntos que ellos individualizan como errores y que, incluso, los marcaron en algunos reclamos que hicieron por escrito. Si vinieran podríamos debatirlo.

http://visavis.com.ar/?p=66387